Terapia Online para niños con Autismo y otros trastornos del desarrollo

Una de las características del Análisis Aplicado a la Conducta (ABA, en inglés) es que las familias se convierten en verdaderos terapeutas de sus hijos, facilitando el aprendizaje y multiplicando exponencialmente las horas de enseñanza. El servicio de atención online para niños con autismo apuesta por potenciar esta característica y ofrecer la enseñanza más avanzada en cualquier lugar del mundo.

Se trata de una doble enseñanza, nosotros moldeamos a la familia y la familia enseña al niño. Cada programa está compuesto por una definición clara de la habilidad que vamos a enseñar, los materiales necesarios, instrucciones detalladas de la secuencia de enseñanza, estímulos típicos que podrían utilizarse y un sistema de reforzamiento adaptado a cada niño/a.

En un primer momento, la enseñanza requiere de una supervisión online intensa para que las personas encargadas de implementar los programas adquieran las habilidades necesarias. A medida que se aprende a enseñar un determinado programa, reducimos la supervisión para ese programa e incorporan nuevos.

Qué se necesita

Un dispositivo Android, IOS o Windows para acceder a la plataforma ABA Eureka y realizar las videoconferencias.

Qué incluye

Más de 750 programas con los últimos avances de Análisis Aplicado de la Conducta y la Teoría del Marco Relacional.

Cómo es la enseñanza

Los terapeutas, mediante videoconferencias, supervisan en vivo a la familia durante las sesiones. A través de una plataforma virtual, las familias tienen disponibles los programas de intervención, videos con ejemplos y todo el material necesario.

A quién está dirigido

Niños/as con autismo, u otros trastornos del desarrollo, en cualquier parte del mundo.

Cuándo se lleva a cabo

Las supervisiones tienen horario flexible para adaptarse a las circunstancias de cada familia.
Los programas y recursos están siempre disponibles en una aplicación.

Los estudios sobre terapia online basada en el análisis aplicado de la conducta muestran que los niños con trastornos en el desarrollo pueden beneficiarse de la asistencia remota por parte expertos en análisis de conducta. Entre las variables más relevantes, destaca, el rol de las familias y la formación por parte expertos en análisis de conducta.